Skip to content

Categoría: Parrafadas propias

Querido año viejo

Como no he querido terminar el año robando la gasolina me he puesto a la cola. Un señor bien vestido y bien presentado apareció de repente (no sé de qué puerta ha salido, pero no ha entrado por la que hemos entrado todos, qué extraño) con la intención de desear feliz año nuevo al cajero, asegurándole que el 2019 iba a ser irremediablemente mejor que el 2018 porque (de forma solemne, a viva voz)  “…después de cuarenta años hemos echado a los putos corruptos socialistas de Andalucía…“. Y así acaba el año en el que la soez absoluta y el orgullo de la incultura descarada se quitaron la careta y la gente maleducada se vio respaldada definitivamente (acá y acullá) por políticos (hombres y mujeres) y políticas (doctrinas y doctrinos) de una bajeza legendaria. ¿Feliz? año.