Skip to content

Categoría: Parrafadas impropias

Estas eran algunas de las figuras femeninas…

Estas eran algunas de las figuras femeninas con más encanto y biografía que por entonces poblaban el Café Gijón. Había otras más ruidosas, más populares, más oficiales, digamos, pero el que se pasaba el día y la noche en el Gijón acababa descubriendo en el bosque del café a esta especie de huérfanas perdidas que constituían la verdadera riqueza literaria y humana de aquel sitio. Cada una de ellas podía haber dado para una gran novela, para un gran amor, para una gran locura. Pero en el café había muchos menos locos y muchos menos novelistas de lo que parecía. Ésta era la sencilla verdad.

Francisco Umbral – La noche que llegué al Café Gijón