Skip to content

Histórico de junio de 2014

El adios de Rubalcaba

Cuando oigo eso de que “todos los políticos son iguales” suelo hacer el esfuerzo terapéutico de buscar alguno que, dentro de la primera línea de la política española, pueda torcerle el brazo a la muletilla. No puedo afirmar que Rubalcaba no haya cometido errores de mayor o menor calado, pero tengo la sensación de que se va un político íntegro, honesto y útil para la política y para la sociedad de este país. Como es habitual su figura se pondrá en un pedestal cuando empiece a criar malvas. Antes de que eso ocurra yo le agradezco su contribución.