Skip to content

Histórico de junio de 2014

La izquierda arrasada

Si de algo puede presumir la derecha española es de su existencia y de su perfecta sintonía con la corriente preeminente en el mundo. La izquierda, por su parte, no está, no se encuentra. Y no me refiero a la izquierda social, activa y beligerante, sino a la que tiene oportunidades de gobierno y de representación social, como partidos políticos y sindicatos. Por ser el movimiento más cercano a los intereses sociales del ciudadano se les exige pulcritud absoluta en el tratamiento de lo público, contención en el dispendio y claridad en el discurso. Nada de esto se vislumbra en los principales representantes de una izquierda arrasada, exhausta, vacía y, en numerosos casos, vergonzosamente cazada en bochornosos escándalos.